3.- La Prisión de Seodaemun. Centro de tortura japonesa

La Prisión de Seodaemun

Este lugar cambió para siempre mi impresión acerca de Japón.

Aunque hoy en día se les reconoce como una sociedad admirable, sus representes en el Imperio Japonés carecen de estas virtudes.

La prisión de Seodaemun concentra fotografías, objetos e infografías que documentan el dominio del Imperio Japonés sobre Corea a inicios del siglo XX

Lo anterior queda manifiesto en la Prisión de Seodaemun.

Esta prisión fue el centro de operaciones del Imperio Japonés en Corea.

Después de derrotar a Rusia en la guerra de 1905, los nipones entraron como Pedro por su casa a Corea.

Fue así como destituyeron al rey vigente e impusieron un protectorado.

Con esta intromisión cortaron de tajo 600 años de historia de los Joseon.

Los coreanos fungieron como la mano de obra gratuita del Japón Imperialista

Asimismo, se hicieron de los esclavos suficientes para efectuar diversas labores de guerra.

Entre éstas se incluía la elaboración de pistolas y rifles, balas de cañón y hasta de uniformes para la Armada Japonesa.

A los disidentes y opositores políticos se les torturó con diversas técnicas y se les sometió a martirizantes interrogatorios.

La tortura y los interrogatorios exhaustivos fueron norma cuando Japón detenía a opositores al Emperador

Todo ese maltrato queda consignado en Seodaemun.

La Prisión de Seodaemun es una cruel revisión a la historia de hace un siglo, un adentramiento a las entrañas de la opresión y sometimiento de un país a otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *