Kneza Mihaila. Corredor familiar y de vanguardia

Kneza Mihaila. Corredor familiar y de vanguardia.

No hay función de cine, pero aún así, caerían bien unas palomitas para disfrutar esta icónica calle de Belgrado. Este snack anda por todas partes. Lamentablemente, no manejan chile del que pica.

En este pasaje, que lleva de la urbe a la Fortaleza de Belgrado, encontrarás todo tipo de entretenimiento para jóvenes y familias.

Por las tardes, hay breakdancers. En un costado, por las noches, clases de salsa.

En algunos de sus callejones se venden inventos útiles para la humanidad como raquetas de tenis con pelota adherido, para que juegues y practiques contra ti mismo.

También hay estantes de libros usados donde además encontrarás comics de la vieja Yugoslavia.

Payasos, cafés, un megacentro comercial y pequeñas boutiques complementan esta visita.

«¡Mira, quiero una camiseta con la cara de un político!», dijo nadie nunca. Excepto si estás en Serbia. Aquí la política es tan importante como el deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *