4.-Gyeongbokgung y los Palacios Reales

Los Palacios Reales, encabezados por Gyeongbokgung

Si bien la villa Bukchon Hanok ofrece un acercamiento a la vida coreana durante la dinastía Joseon, no hay como los Palacios Reales para acercarse a la historia de quienes encabezaron la creación y desarrollo del estado Coreano.

Estos cinco complejos acogieron durante casi 600 años a los líderes políticos de esta nación. Cada uno respondió a diversas necesidades del momento.

El más icónico, grande e impresionante de todos es Gyeongbokgung.

Aquí residió desde un principio el primer emperador de la Dinastía Joseon, el rey Taejo, en 1934.

Gyeongbokgung es el Palacio Real por definición. Aquí gobernó la Dinastía Joseon por casi 600 años ininterrumpidos

Se puede recorrer las instalaciones con o sin guía.

Recomiendo un servicio gratuito que ofrece el propio Palacio cada hora y media.

A través del mismo, puedes conocer los distintos edificios administrativos, así como los locales donde habitaba la realeza y donde se tomaban decisiones de negocios, de guerra y de todo lo concerniente a la «res pública».

Imperdible es, también, el cambio de guardia.

Alrededor de mediodía, se brinda un espectáculo que fluctúa entre lo que conocemos como Honores a la Bandera, desfiles y una declaración de guerra.

Cerca de mediodía, e Gyeongbokgung se desarrolla una vistosa y multitudinaria ceremonia conocida como Cambio de Guardia.

Todo esto se desarrolla en el patio principal de Gyeongbokgung.

El resto de los recintos oficiales

Changdeokgung, otro de los Palacios, tiene una conformación similar a Gyeongbokgung, aunque de proporciones mucho menores.

Su existencia se debe a la renuencia de un rey a ocupar el palacio original por rencillas con familiares por la ocupación del trono.

Changdeokgung se distingue de los otros palacios por sus áreas naturales, «palapas» y en general, por un mayor contacto con la naturaleza

Aquí encontrarás más verdor. Estanques llamativos y habitaciones escondidas literalmente, entre piedras y montes.

Un recorrido muy diferente al primero.

Changgyeonggung, muy cercano al anterior, es muy vistoso y con edificios de grandes extensiones y alturas.

Su importancia radica en que fue la casa que el rey Sejong, conocido como Sejong El Grande le mandó construir a su padre y exdirigente, Taejo.

Changgyeonggung es la residencia donde vivió sus últimos días el primer emperador de la Dinastía Joseon.

Deoksugung y Gyeonghuigung son otros palacios que se pueden visitar.

En los kioskos turísticos de Seul encontrarás un paquete que te ofrece acceso a los cinco palacios reales.

No necesitas ir a todos, pero para desquitar el pase, basta con usarlo en los primeros tres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *