El Once Ideal de Roma

Cosas qué hacer en Roma

Las 11 mejores atracciones de la capital italiana

Como buena ciudad capital, Roma tiene atractivos por doquier, para cualquiera, en cualquier época del año.

Si lo tuyo es el pasado heroico que caracteriza a esta ciudad, como sede de un Imperio, -si eres fan de películas como «300», «Gladiador», «Calígula», «Spartacus» o incluso más viejitas, como «Ben-Hur», tendrás diversos sitios para regodearte como niño en juguetería.

Pero además, si eres un fiel devoto católico, hay numerosas iglesias qué visitar y por supuesto, la sede principal de esta fe: El Vaticano y la Basílica de San Pedro.

Sin duda, Roma es de esas ciudades que te gustaría tener una semana a disposición. Sin embargo, los caminantes sabemos que el tiempo es oro, los bienes son escasos, y por ello te propongo mi ONCE IDEAL para que te pasees por toda Roma sin temor a perderte lo más trascendente.

En orden ascendente en importancia, te muestro a los jugadores que debes alinear.

11.- GALERÍA BORGHESE (DE LOS BORGIA, VAYA)

El Entierro de Cristo, de Rafael, una de las obras presentes

 

En la denominada Villa Borghese, que incluye centros culturales, jardines y hasta un lago, se encuentra la Galería Borghese, propiedad de la polémica familia Borgia hasta finales del siglo XIX.

¿Por qué es importante esta familia y en particular este lugar?

Bueno, los Borgia fueron la familia más influyente entre los estados que después conformarían lo que hoy es Italia, a tal grado que lograron encabezar dos Papados, además de convertirse en mecenas de grandes artistas de la época renacentista.

A finales del siglo XV y principios del XVI, los Borgia dominaron el escenario político y cultural. Los rodeaban intrigas y luchas por el poder, pero también personajes como Leonardo da Vinci, Rafael, El Bosco y Caravaggio, que encontraron pleno desarrollo gracias a mecenas como los Borgia.

Precisamente, son obras claves del arte mundial, sobre todo de estos tres personajes, el mayor tesoro de la Galería Borghese, aunque también hay otras piezas de amplio valor y reconocimiento por parte de historiadores.

En total son 20 salas -sin contar exhibiciones temporales- que incluyen aulas específicas para las escuelas de Brescia, de Veneto, de Lombardía, de Fiorentina, pero también sobre temáticas como la Egipcia, la manierista, y de esculturas sobre mitología griega.

El museo es tan solicitado, que sólo puedes acudir con reservación individual o por grupo, vía telefónica o Internet a través de esta liga. Si deseas entrar sin reservación, debes esperar en el lobby cerca de las 2 o 3 de la tarde, para ver si hay espacios en la agenda o si alguien canceló.

10.- GELATO y TIRAMISÚ

Si eres fanático de los helados y del dulce, no puedes dejar pasar esta oportunidad para regodearte en un mar de azúcar.

El Gelato, admirado por muchos e imitado en muchas otras partes, tiene su cuna en este país y será común que en un día bajo el sol de 35 o 40 grados centígrados, te veas tentado y forzado a recurrir a sus servicios.

Podrás encontrarlos cerca de lugares altamente concurridos como la Fontana di Trevi o parques como la Villa Borghese.

El Tiramisú no se queda atrás. Hay tiendas que específicamente se dedican a estos pastelillos, que pueden incluir nuez, pistache, zarzamora, cereza. Recomiendo en particular Pompi Tiramisú, ubicado en la calle Piazza de Spagna. En los alrededores de la Plaza del mismo nombre se encuentran negocios similares.

 

9.- HUELLAS DEL FASCISMO

Roma no ofrece una colección tan amplia de lugares relacionados con el Eje, como sí ocurre con Berlín, pero aún así, hay sitios destacados por si te gustaría conmemorar esa lamentable época.

Entre ellos, se encuentran el antiguo Bunker de Benito Mussolini, ubicado en la Villa Torlonia, en la avenida vía Nomentana, al noreste de la ciudad.

También está el Museo Storico della Liberatzione (en la vía Tasso, a unos metros de la estación del Metro MANZONI), que ofrece un vestigio de la lucha de grupos sociales y ciudadanos en contra del fascismo.

Y por último, pero no al final, el balcón de Benito Mussolini, que se encuentra en el Museo Nazionale de Palazzo Venezia, y que se contempla de maravilla desde el camellón de la Piazza Venezia.

Por cierto, si preguntas por este lugar a militares, es probable que se hagan de la vista gorda y te digan que no saben. No les gusta atraer ese pasado a colación, y menos que los turistas lo encuentren gracioso o divertido.

 

8.-VUÉLVETE TIFOSI POR UN DÍA

La pasión por el futbol en Italia es enorme, y particularmente en la capital, no puedes dejar de lado la rivalidad existente entre sus dos más grandes clubes: la AS Roma FC y la Lazio.

Ambos comparten como sede el Estadio Olímpico de Roma, ubicado en la Villa del mismo nombre.

OJO: si el día que decides ir al lugar no hay un partido, los guardias no te dejarán acercarte a las entradas principales, por lo que sólo podrás tomar fotos deficientes, como ésta….

En el peor de los casos, si no hay partido y no te dejan pasar, no todo está perdido, pues a un costado del Estadio se encuentra el resto de la Villa Deportiva, donde se encuentra el Foro Itálico, que se celebra torneos de tenis y donde se encuentra un atractivo único de Roma: el Stadio di Marmi (Estadio de Mármol).

¿Qué mejor motivación para hacer deporte a 40 grados centígrados que ser contemplado por figuras gigantes de 3 metros de altura, de complexión envidiable, y a quienes podrás imaginar preguntándote: «¿Dónde está tu honor, basura?» cuando exhaustiado por correr 100 metros, estés dispuesto a tirar la toalla?

Quienes hacen ejercicio en la pista de tartán o suben y bajan escaleras a todo galope merecen tus respetos…y que trates de emular su ejemplo.

Ahora bien: si no tienes tiempo de ir ni al Estadio ni a la villa, no todo está perdido. Seguro un familiar o amigo futbolero apreciará que le traigas un recuerdito de su club romano favorito. Para ello puedes ir a una de las dos tiendas de la AS Roma FC o de la Lazio.

Las del primero se ubican, una de ellas, en Via della Colonna Antonina (a dos cuadras de la Fuente de Trevi), mientras la otra no tiene pierde, y se encuentra en Vía Corso, la calle principal que te lleva a Piazza del Popolo.

Mientras tanto, la tienda de la Lazio se ubica a unas cuadras de El Vaticano, a 100 metros de la estación Ottaviano del Metro, en Via degli Scipioni.

 

7.-IGLESIAS POR DOQUIER

Es común que en varias ciudades europeas se recomiende visitar catedrales o basílicas, y bueno, siendo Roma la sede de El Vaticano, es de esperarse que haya mucho qué ver.

Lo cierto es que hay numerosas parroquias que llaman la atención de devotos católicos o de algún santo en particular, pero también de quienes gustan (¿gustamos?) de lo macabro o morboso que se pueda encontrar en ellas.

Sería cuento de nunca acabar enumerar las iglesias de Roma, pero hay algunas que por su contenido, su estética o su significado llaman la atención.

-Santa María degli Angeli e dei Martiri (frente a la Plaza de la República)

-Santa María della Victoria (donde yace casi en estado perfecto el cuerpo de Victoria, una de las primeras mártires cristianas).

-Basílica de San Crisogono (donde se encuentran los restos de Ana María Taigi), mujer considerada como Santa y cuyo cuerpo se encuentra en estado casi incorruptible a más de 200 años de su muerte.

-Santa Maria dell’Orazione e Morte (también con decenas de piezas formadas de huesos humanos)

-Basílica de Santa María (donde se puede apreciar el cráneo de quien se supone es nada más y nada menos que San Valentín, patrón de los enamorados). Si acudes a este templo, por cierto, podrás tomarte una foto con otra atracción de Roma: la «Boca della Veritá» o Boca de la Verdad.

-Basílica de Santa Francesca Romana, ubicada cerca del Monte Palatino, en las antiguas ruinas romanas. Aquí se puede encontrar el cadáver de su fundadora, quien dicen, se autoflagelaba con cadenas y tomaba sus líquidos en un cráneo humano (¿¿¿???).

-Iglesia de San Silvestre. El mayor atractivo es la exhibición de un cráneo que presuntamente pertenece a San Juan Bautista, aunque otras iglesias en Francia, Alemania y Siria aseguran tenerlo también. ¿Quién tiene la verdad? ¡Qué importa! ¡Es un cráneo, hay que verlo!

-Santi Vincenzo e Anastasio. Este templo fue católico durante mucho tiempo, pero el Papa Juan Pablo II lo concedió a la Iglesia Ortodoxa Búlgara. Sin embargo, si tiene oportunidad de entrar, encontrará que en el lugar se alojan 22 corazones de Pontífices que vivieron entre el siglo XVI y el siglo XIX. Según la tradición, esta práctica se llamaba «praecordia» y se realizaba para evitar la descomposición del cuerpo mientras se hacían los arreglos fúnebres.

-Y muchas, muchas…muchas otras más….pero puedes empezar por aquí.

 

6.- VINI VIDI…¡VINO!

Por supuesto, no puedes dejar pasar la amplia variedad vinícola en esta ciudad -y menos si, como muchos, sólo tienes pensado estar unos cuantos días-.

Italia y Francia sostienen una pelea eterna por ver quién es el mandamás en producción vinícola, pero uno que sólo gusta de tomar, no tiene más que esmerarse en ser buen juez…¡y ponerse ebrio!

Para darte una idea de la ganga frente a la que te encontrarás en los supermercados cerca de tu hotel u hostal, toma en consideración que vinos de amplio renombre como el Chianti, Masi o Nebbiolo cuestan entre 10 y 15 euros.

Esa misma botella, en México, por citar un ejemplo, te costará entre 20 y 30, dependiendo la marca.

Si eres como yo, un fan de la cerveza, te lo advierto de una vez: NO PIERDAS TU TIEMPO en probar cervezas italianas. Salvo la Nastro Azzurro, todas las demás son mediocres, por no llamarlas de otra forma.

Si eres un completo novato en el tema del vino y los maridajes, intenta probar vino blanco con alimentos que seguro conoces, como la Lasagna o pizza. ¡No te arrepentirás!

Lo que sí, nunca, pero nunca intentes, es «maridarlo» con galletas deshidratadas y atún en bolsa. Los dioses del vino te castigarán de alguna forma.

 

5.-PONTE «HASTA ATRÁS» EN TRASTEVERE

Si quieres salirte un poco del ambiente «turistoide» que rodea los paseos más famosos de Roma, aléjate un poco de la metrópoli y acude a donde los jóvenes se divierten: El famoso barrio de Trastevere.

Aunque en teoría no está permitido, todo mundo toma alcohol en la vía pública. Incluso si quieres ahorrarte dos o tres euros, puedes comprar tu cerveza en depósitos de la zona. Los comerciantes primero te dirán que no se puede, que está prohibido, que respetan las leyes y blablabla….pero una vez que se marche el resto de los compradores, te abrirá tu cerveza elegida y la pondrá en un vaso. Te pedirá que salgas discretamente y que nunca, pero nunca, le digas a la Policía, si te atrapa, dónde la compraste realmente.

Los restaurantes proliferan en toda la zona, casi todos al aire libre, y también hay oportunidad de escuchar música tradicional en vivo. Es común que grupos de mujeres organicen despedidas de Soltera y anden risa y risa, corriendo y brincando de un lado hacia otro.

Por si fuera poco, puedes bajar las escaleras hacia el río Tíber y en el lecho del mismo encontrarás más restaurantes, futbolitos, ferias y tanta gente divirtiéndose como en la parte superior.

Te la vas a pasar bien.

 

4.- FUENTE DE TREVI Y OTRAS PLAZAS

No podemos negar que la Fontana di Trevi o Fuente de Trevi es una OBLIGACIÓN para quien guste visitar esta ciudad.

Eso sí: procura ir muy temprano en la mañana, para evitar aglomeraciones antes de poder acercarte a la base de la fuente y así, también, impedir que mucha gente se meta en tu «selfie».

Otra razón importante para acudir temprano, es que reduces las posibilidades de que te roben. Si no te cuidas, habrá muchos «pickpockets» que se habrán hecho de tu cartera o bolso en menos de lo que canta un gallo.

Como consejo personal, no pienses solamente en cómo saldrás tú en tus fotos de Instagram. Veo a numerosas mujeres torturando a sus «instaboyfriends», obligándolos a tomarles 45 fotos en el mismo lugar, pero: ¿ya vieron ustedes los detalles alrededor de la fuente? ¿El material, los personajes, los acabados? Deja a un lado el celular y por una vez, contempla el espectáculo frente a ti.

Ahora bien, la plaza de Trevi es solo una de varias que merecen consideración.

He aquí algunas otras.

-Piazza de la República

-Piazza del Popolo

-Piazza Venezia

-Piazza Novona

-Piazza España

 

Todas ellas, con sus respectivas esculturas, escaleras y tienditas de souvenirs o Tiramisú para que te relajes un rato y te dediques a mirar y mirar….

 

3.- BASÍLICA DE SAN PEDRO

Llegamos al cuadro de honor de Roma. El Vaticano es un lugar sui géneris que no se puede evadir, aún cuando no seas creyente.

La madre de todas las Basílicas en el mundo es la de San Pedro. Desde las 8:30 horas, y de forma gratuita, comienza a recibir a los feligreses de todo el mundo que desean conocer la Casa de Pedro.

De hecho, uno de los mayores atractivos es precisamente el lugar donde yace el discípulo de Jesús, pero también está en la lista visitar las Tumbas de los Papas. Al interior de la Basílica se encuentra un pasadizo hacia el sótano, donde se encuentran ellos. Hay que hacer fila, porque aquí, la entrada es a partir de las 11:00 horas. Vale muchísimo la pena.

 

2.-MUSEO DEL VATICANO

Separo estos dos atractivos porque el primero no requiere de un horario y su entrada es gratuita, mientras que para el Museo del Vaticano se requiere mucho más que ello.

Para empezar, se debe reservar y comprar boleto en línea, justamente aquí. Luego, debe elegir entre las numerosas categorías disponibles. Si es de noche, si es de día, si incluye exhibiciones especiales, si es en fin de semana, si es en grupo, si es adulto mayor, si es estudiante, si tiene discapacidad. Todos esos aspectos se resuelven en la página, para que el día asignado, usted se presente solamente con su voucher.

Por el contenido, no hay naaada qué objetar. Hay colecciones de diferentes épocas, países, y muestran a su vez el vestigio de distintas eras y formas de pensar.

El Vaticano tiene colecciones egipcias, arte sacro, por supuesto, arte contemporáneo, conmemorativo de la devoción; monumentales obras de arte en alfombras, y muchos muchos etcéteras…

Y por supuesto, una tal Capilla Sixtina cuya imagen me sustraeré de colocar aquí, para que la imagines…y cuando vayas y la conozcas, la mires atentamente una y otra vez, para guardarla de una vez por todas en tu memoria, ya que, para bien o para mal, según como se vea, no te dejan tomar fotografías.

Una experiencia única de vida….

1.- COLISEO ROMANO

Esta guía fue pensada para contemplar una visita de entre tres y cuatro días a Roma, pero si por azares del destino sólo tuvieras 9, 6…4 horas de estancia en Roma, tendrías que venir al Coliseo y retirarte con una sonrisota de satisfacción.

El Coliseo Romano hace justicia a su nombre. Suelo ser escéptico ante trampas turísticas, o cuando menos reservado ante lo que encontraré, pero no todos los días se encuentra uno un estadio con más de 20 siglos de antigüedad, con tanta historia qué contar.

Lo suficientemente maltratado para saberse viejo pero lo suficientemente conservado para apreciarse en su totalidad e imaginarse dentro de este mundo espectacular.

Como en toda ciudad de enorme rating: llega temprano…llega temprano…llega temprano!!!

La entrada es a las 8:30 horas, pero desde las 7:30 verás ya cuando menos 50 personas formadas. Durante hora y media, serás bombardeado por guías turísticos que te ofrecerán paquetes en español, inglés, italiano, japonés, chino, ruso para que armes tu grupo y adelantes tu lugar en la fila.

Salvo esta ventaja, no veo necesidad de recurrir a guías para encontrar disfrute a lo que encontrarás. Las tablas informativas son suficientemente convincentes y bastas, además de que la experiencia en sí satisface el sentido de la vista, aún sin explicaciones minuciosas.

Sube al segundo nivel, cierra los ojos, e imaginarás asistir a un espectáculo de cacería. Acto seguido, presenciarás la lucha entre una bestia salvaje y un preso condenado a muerte.

Como entremés, habrá circo y parodias de grandes leyendas mitológicas.

Como función estelar, habrá gladiadores que lucharán por su vida, en el caso de los presos y viciosos, o por honor, como aquellos que pertenecen a nobles familias.

Los grandes pensadores de la época condenaban este espectáculo y lo vieron como un distractor social, un reflejo de la decadencia por la que atravesaría el imperio en años venideros.

Para nosotros, en el siglo XX, no es más que acudir al espectáculo de la imitación de la vida, donde ésta y la muerte juegan la madre de todas las batallas.

Al salir, tu ticket te dará derecho a entrar al Monte Palatino y a otros vestigios romanos, pero esos son otra historia.

Espero que con este Once Ideal tengas suficiente tela de dónde cortar para pasar cuatro o cinco días memorables en la tierra de César Augusto, Jorge Mario Bergoglio y Francesco Totti, entre muchos otros ilustres romanos.

Arrivederci!!!

 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “El Once Ideal de Roma

  1. Excelente Cam!, me encantó tu recorrido, has de cuenta que fui con un guia regio!. Enorabuena por tu blog #soytufan. Si algun día voy será porque despertaste en mi las ganas de conocer Roma e Italia!

    1. Muchísimas gracias por tus palabras, Karla!! 😀 ojalá! ojalá te toque ir y esto sea de una gran utilidad.

      Gracias por seguirme en redes y espero que los próximos posts resulten igual de entretenidos. te mando un abrazo muy afectuoso! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *