EL DÍA QUE CASI MUERO EN AMSTERDAM

Hace cuatro años quise viajar a otra galaxia gracias a un alimento especial…y casi me muero en Amsterdam.

Primero con dolor y miedo, luego con buen humor, abordé esta experiencia que en su momento, me resultó fatídica.

Entrar al Bulldog café cambió mi vida. Primero pensé que para mal…luego para bien.

Si algún día me invitaran a hablar sobre los riesgos de la mariguana, con mucho gusto iría a esa escuela a platicarle mi experiencia a los chavos.

Amsterdam es una ciudad maravillosa y libre, pero como en todas, si das un paso en falso, puedes arruinar tu estancia de formas que no te imaginas.

Checa mi último video para conocer la forma en que «viajé» a una dimensión desconocida.

Y no te olvides de checar el resto de mis experiencias en Holanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *