3.- El Castillo de Buda. Siete siglos de recorrido

El Castillo de Buda. Un recinto, miles de historias

La pintora mexicana Frida Khalo es una de las figuras que han tenido el privilegio de ser expuestas en la Galería Nacional del mítico Castillo de Buda

Si las paredes pudieran hablar…

Eso se dicen con lamento los fantasmas que habitan en el Castillo de Buda, porque de historias…¡¡tienen muchas!!

Este edificio, erecto en 1265 por primera vez, ha visto en sus muros la convivencia y conflicto de numerosas autoridades.

Para empezar, fue derrumbado y vuelto a levantar en numerosas ocasiones.

Vio a jefes Otomanos llegar, conquistar, acribillar a la realeza húngara, robar piezas en bronce.

También vio a otros recuperar la grandeza, levantar nuevas piezas, compendiar nuevos tesoros e ir a la vanguardia en moda.

Vio llegar a los Habsburgo, pero también la pelea de austriacos y húngaros por el control gubernamental.

Vio estilos renacentistas, barrocos y góticos, pero también excavaciones que develan misterios sobre temas tan diversos como zoología y juguetes.

Actualmente, el lugar acoge 4.73 kilómetros cuadrados de materiales, torres y esculturas.

Tiene salones dedicados a reyes, diplomáticos, guerreros, dinastías y avances de las distintas épocas que le tocó vivir.

También tiene el Museo de Historia de Budapest, la Galería Nacional Húngara y la Biblioteca Nacional Szechenyi.

Científicos y arqueólogos no terminan de estudiar excavaciones por el lugar construido en el siglo XIII. Numerosas revelaciones en campos como arquitectura, zoología, sociología e historia de los inventos se podrán apreciar en un futuro.

Al Castillo de Buda se llega caminando por el Puente de las Cadenas y subiendo escalones entre la montaña.

También se puede tomar un funicular que traslada de la base hasta lo más alto del cerro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *