11.- Las Torres en Llamas


Las famosas «Flaming Towers» son un símbolo de esta ciudad. Aparecen en numerosos souvenirs y reflejan las llamas, relacionadas con la «Tierra del Fuego», como se le conoce a Azerbaiyán por razones que veremos más adelante.
Estos tres rascacielos, de 160 a 190 metros de altura, son los más grandes de todo el país. Costaron $350 millones de dólares y en su interior alojan a empesas de lujo como Lamborghini y los cuarteles centrales de numerosas marcas internacionales que llegaron a Bakú para quedarse a hacer negocios.
10,000 luminarias LED impresionan todas las noches a los espectadores, con sus juegos de luces en los que se exhiben los colores de la bandera u otros motivos, según la época del año. No a todos les gusta el tour nocturno al interior de las instalaciones, pero la pura vista desde afuera resulta inspiradora. ¿A poco no?




 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *